Las loterías y los niños de la suerte

Una de las características principales de las loterías de Navidad es el canto de los números por los niños del colegio San Idelfonso, pero hay que saber que esto no siempre fue así y que el canto de los niños fue introducido solo en 1771 cuando un niño de 7 años saco el número premiado de la lotería e inocentemente lo canto.

Esto la transforma en una tradición para las loterías de más de 200 años que llega a su punto culmine el 22 de diciembre de cada año cuando ya desde horas tempranas de la mañana tiene lugar el sorteo del “Gordo de Navidad”.

El colegio San Idelfonso de donde salen los niños cantores de las loterías fue fundado en 1543 con una institución para niños huérfanos. Esta es una de las razones por las que fueron elegidos para cantar los números debido a que por ser niños sin familia no podían estar vinculados de ninguna manera a los ganadores de las loterías. Además, acostumbraban a ir cantando las doctrinas cristianas por eso ya desde eso entonces se los conocía como los niños cantores.

Para el sorteo de Navidad son elegidos 40 niñas y niños que habitualmente toman parte en las loterías. Durante varios meses practican una hora diaria el canto de los números ya que puede resultar nada fácil cantar números sorteados con varios decimales. La práctica se realiza con bolillas y bombos de loterías idénticos a los que se utilizan en el sorteo real para que los niños se familiaricen con los elementos.

Desde el comienzo del mes de noviembre aumenta en forma significativa las adquisiciones de los décimos especialmente desde que esto se puede hacer online a cualquier hora y en cualquier día de la semana. La combinación de la larga tradición de esta lotería junto con la nueva tecnología de la adquisición online hace que el Gordo de Navidad sea un desafío que nadie quiera perderse.

Compre su decimo ahora con Trillonario.