Gran misterio atrás de la lotería Powerball

Gran misterio atrás de la lotería Powerball

Una misteriosa mujer de New Hampshire ganó un premio en la lotería de Powerball de $ 560 millones desde enero 2018; pero parece que este jackpot puede permanecer en el anonimato, dictaminó un juez este lunes 13 marzo 2018.

El juez Charles Temple dijo que revelar el nombre de la mujer ganadora de este gran premio de lotería sería una invasión a la privacidad; pero su ciudad natal puede ser hecha pública por la Comisión de la lotería estatal.
El abogado de la ganadora, William Shaheen, dijo que ella es de Merrimack, a 30 millas al sur de Concord.

Por lo tanto, la misteriosa mujer Powerball ha sido apodada “Jane Doe” y puede mantener el seudónimo, al menos por ahora.
Los abogados del Estado en cuestión no anunciaron inmediatamente si apelarían la decisión del juez Temple.

Considerando que la divulgación del nombre de la Sra. Doe constituiría una invasión de la privacidad escribió el juezTemple; basándose en que esta información personal está exenta de divulgación según la ley del derecho a la privacidad.

El abogado Shaheen recaudó su cheque de $352 millones la semana pasada mientras continúa la batalla legal para mantener la identidad en secreto de la ganadora. La mujer ganó el sorteo de Powerball el 6 de enero 2018 después de comprar el boleto en Reeds Ferry Market, una tienda de conveniencia en Merrimack.

La ley estatal requiere la publicación del nombre del ganador y su ciudad natal. La Oficina del Fiscal General del estado había argumentado que la identidad de la mujer debe ser revelada porque ella firmó su nombre en la parte posterior del boleto.

La publicación de los nombres de los ganadores de las loterías proporcionan transparencia y aseguran al público que no están asociados con la lotería ganadora, según los que exigen la publicación del nombre ganador.

El abogado de la mujer misteriosa del Powerball afirmó que en una demanda presentada en enero ante el juez al ganar su clienta se unió a un pequeño grupo demográfico de ganadores de premios que “históricamente ha sido victimizado por personas sin escrúpulos”.

Los abogados de la misteriosa ganadora de esta lotería afirman que cometió un “gran error” cuando firmó su nombre verdadero en el reverso del boleto antes de contactarlos.

La ganadora o un ganador podrían haber permanecido en el anonimato si problemas, si hubieran establecido un fideicomiso, y luego un fiduciario que firmara el boleto ganador de la lotería, argumentan los abogados.

El misterio del Powerball sigue esperando un nuevo capitulo en esta batalla legal sobre el derecho a la privacidad si es aplicable en la lotería, y lo que la opinión publica exija de las loterías que cada semana siguen sumando y entregando grandes premios en todo el mundo.