La lotería de Navidad y los impuestos

A pesar de lo que a veces se cree, el premio de la loteria de navidad conocido como “El Gordo” esta exento de pagar impuestos y esto es siempre y no solo en el primer año como otros lo consideran. De todas maneras, esto no quiere decir que los premiados tengan que pagar menos impuestos que antes de haber ganado el premio.

La renta obtenido por haber ganado el premio de la loteria de navidad se declara como “renta exenta de IRPF” que tampoco se considera en la cuenta tributaria de una sociedad en caso de que un grupo de personas hayan comprado el numero ganador  y lo ingresen a la cuenta de una sociedad común.

Esta imposición es vigente no solo para la loteria de navidad sino para todas las loterías, a todos los niveles, avaladas por Loterias y Apuestas del Estado en todo el país asi como otros sorteos de parte de Entidades Públicas o privadas acorde a la Ley de impuestos sobre rentas de personas físicas.

En la práctica esto no significa que el ganador del premio no vaya a cambiar su situación impositiva luego de ganarse la loteria. El dinero limpio no tributa pero desde el momento en que se deposita, se lo invierte o se lo convierte en algún tipo de renta, el premio si se torna sujeto a las leyes impositivas respectivas. En otras palabras: sobre los intereses generados por el premio si se deben pagar impuestos.

Cabe aclarar que este no es el caso de los premios televisivos que no están exentos de IRPF y por los que se debe pagar la imposición máxima lo que deja al ganador con solo una suma parcial del dinero ganado. Hoy en día los concursantes de televisión saben de ante mano estas reglas y con que porcentaje del premio ganada se quedaran. De todas formas, frente a esta situación los premios de las loterías son sumamente más atractivos. Prueba su suerte ahora con Trillonario